lunes, 13 de enero de 2014

El regalo de Leonardo.



El maestro Da Vinci salió de su casa estaba a punto de partir  para Venecia bajo las órdenes de Luis XII, como consejero e ingeniero militar.

Se sentó fuera de la casa, y al poco tiempo uno de sus vecinos se acomodó cerca de él. Pietro entabló conversación con él. Antes de volver a marcharse, le reveló a Leonardo.

-      Dicen por la ciudad que la Leona de la Romaña, Catalina Sforza, murió ayer.

Se despidió de su vecino y sintió una punzada en algún lugar de su corazón.
Había trabajado para el tío de Catalina, Ludovico Sforza el Moro. Organizó grandes fiestas y originales decorados y juegos para el disfrute de la ilustre familia y el pueblo. En aquellas fiestas la conoció y disfrutó de su compañía.

    Catalina se había ganado con tesón y espada su fama de mujer aguerrida, guerrera. Ella había capitaneado un pequeño ejército de hombres y tomado Sant Angelo  defendiendo sus derechos sobre sus tierras ante las acciones del nuevo papa Inocencio VIII. Lo consiguió y después de ello, se dispuso a dar a luz.

María, su vecina, sacó un poco de vino y Leonardo se lo agradeció. Aquella pérdida le dolía más de lo que hubiera querido.
Aunque no había estado presente, había imaginado y hasta alguna vez dibujado, el gesto que hizo que los cronistas escribieran ríos de tinta sobre ella.

Muerto su marido y en contra de los aliados de su esposo  logró poner a su hijo al frente a sus tierras y señoríos. De poco le sirvió en un primer momento, ya que capturaron a sus hijos y tuvo que acuartelarse en uno de sus castillos.

Querían que se rindiera. O todos sus hijos  serían asesinados. Ella, desde las murallas del castillo, levanto sus faldas y dijo:
-      Tengo el instrumento para hacer otros.

Asi logro que levantaran el asedio.

Bebió vino y sonrió.

Mujer inteligente y culta,  vivió como había querido, venció a un papa e hizo  esperar a Alejandro VI y a toda su familia, los Borgia. Sacó sus uñas y no estaba dispuesta a rendirse.

Había compartido muchas jornadas con la vampiresa de Inmola, otro de los cariñosos nombres que circulaban por la Romaña. Buena estratega, mecenas de Leonardo  y otros artistas.

Volvió a servirse un poco más de vino y brindó con María por Catalina. Hablaba  sobre recuerdos, hechos, que la buena mujer no llegaba a comprender. Aún así sonreía.

Poseía un recetario de más de 450 recetas con trucos de belleza y de curas y cómo no, de venenos, de ahí el sobrenombre de vampiresa, por el intento fallido de envenenar al papa.

Acabó presa de los Borgias en el castillo que una vez logró conquistar. Sus admiradores y el rey de Francia consiguieron que por fin fuera libre, y la leona acabó sus días en un convento en Florencia.

Leonardo la vio por última vez unos meses atrás. Había encontrado en el convento un lugar de paz,  donde hacer lo que más le gustaba: alquimia, naturaleza, cultura sin ser molestada.

Entró y sacó  un pergamino y dibujó con carboncillo durante largo rato, se hizo de noche y apagó la vela. Al día siguiente metió en un tubo de cuero lo dibujado, y mandó un mensajero a Florencia. Era su último presente a aquella mujer que había sido su amiga.

Fuente de la Imagen: Wikipedia, Wikimedia Commons. 



16 comentarios:

  1. Me recuerda en cierta forma a Lucrecia Borgia, aunque ésta no poseyese ese don guerrero de Catalina Sforza. Tiempos oscuros, de luchas encarnizadas entre familias por dominar el poder y el dinero de unos estados en continúa guerra, en la que los que las mujeres tuvieron un poder predominante. Asesinatos, conjuras, envenenamientos, corrupción se mezclan en el mismo contexto en que surgió el Renacimiento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente a mi Lucrecia Borgia me pareció siempre inteligente como Catalina pero quizá mas victima de los suyos, Quiza por que aunque las dos eran hijas naturales no era para la sociedad ser un Sforza que un Borguia un Español que varias generaciones mas arriba eran aparceros. Pero todo son suposiciones. Yo espero que Catalina en el convento y Lucrecia como duquesa de Ferrara encontraran lo que tanto buscaron. Gracias por tu comentario. un abrazo.

      Eliminar
  2. He llegado a este blog de boca a oido. Antes que nada felicitar a los autores por la bocanada de aire fresco. Muchas gracias. Os ire leyendo.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Ana :) gracias por leernos y nos gusta eso de ser una brisa fresca en este mundo de internet y los Blogs. Estás en tu casa. Nos alegrara verte. un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta. Escribes muy bien, y si perseveras, te dará buenos frutos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero dicen que quien siembra recoge a si que esperaremos a la siembra. un saludo y te deseo una buena jornada.

      Eliminar
  5. Agradecida por que nos leais y comenteis y ante todo entretener y que la gente fantasee. un saludo Lucas.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Eso hacen los buenos relatos enganchar, :). un saludo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. tanto enganche menos mal que la lectura es sana, buen finde. Len

      Eliminar