lunes, 14 de agosto de 2017

1460 días mas o menos.











Son los que tiene de vida este Blog, cuatro años en los que han pasado muchas cosas. Muchas buenas, otras menos. Aquí he salido de mi caja de confort, he seguido aprendiendo a plasmar mis letras, sin dejar de imaginar, y se que siempre quedara algo por aprender. Este lugar se creó como canal para dejar fijada esa magia que fluye por nuestras venas y que necesita salir y trasformarse en historias, en relatos, en leyendas, en parte de nuestra vida real. Gracias a los que nos leéis, seguís, y comentáis, esperamos seguir caminando en vuestra compañía y que sean muchos más.

Por mi parte he aprendido -estoy aprendiendo- algo que creía imposible. No difícil, complicado o duro: imposible. Escribir a medias estaba para mí en la galaxia muy, muy lejana de lo irreal. Claro que no todo está escrito a medias, hay espacios personales. Ya veis, lo imposible sucede si se trabaja lo bastante. Sois vosotros quienes debéis juzgar los resultados.

Al igual que acaba de hacer Ainhoa, os doy las gracias. Por la constancia. La paciencia. Las críticas. Los retos. Es un placer compartir todo esto con vosotros.

Ainhoa y Guille. 







2 comentarios:

  1. Y para mí es un placer leeros. Cada historia que contais encierra una enseñanza distinta con una idea común: compartir sin esperar nada a cambio, sólo el mero hecho de disfrutar.
    Un abrazo y enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, Compartir con los demás siempre devuelve más de lo que se da, esperamos disfrutar de tu compañía por mucho tiempo.

      Eliminar