domingo, 22 de junio de 2014

Posatraseros.


Hablé en su día  de los caminos amarillos  y junto a lo que conté y lo que comentasteis quedó un recorrido amplio, gracioso y para recordar sobre ello.
Esta vez escribiré sobre los asientos, bancos, cualquier lugar donde a bien han ido a sentarse nuestras respetables nalgas. Parte del paisaje, o fabricados por el hombre, o imaginados para quien está exhausto para su descanso y goce.

En los caminos  forestales  o amarillos, en los recodos de senderos y montes sirven como lugar de aposento: piedras, troncos, árboles, hasta el propio suelo, o quizá los bancos creados por viandantes,  por los forestales o trabajadores del ayuntamiento o de la entidad competente.

Los materiales utilizados son de lo más diverso: desde latas y metal pasando por bidones de plástico, el tocón y la madera de algún árbol, restos de materiales  de construcción, o simplemente lo que se tiene a mano.
Estos asientos agrestes y rurales son buenos lugares para el descanso después de una buena caminata, para leer un libro, estar en soledad, o en compañía, con merienda y una buena charla.

Hay lugares curiosos y escondidos en los que conviven la naturaleza y los recuerdos de tiempos pasados u olvidados. Ruinas de chozas, casas, lugares de culto, o sitios de reposo de aquellos que ya no están en este mundo.
Aquí las mismas piedras, la tierra y los accidentes del terreno son buen lugar para el descanso, mejor con ausencia de humedad y frío, que no son buenos ni para riñones ni para los huesos.

Estos lugares son especiales en sí mismos. Cuentan historias a quienes las quieren escuchar, lugar ideal para juegos e inventar historias o para quienes buscan inspiración. De todo nos podemos encontrar, para amantes de las aventuras y buscadores de tesoros.

En los núcleos más urbanos como pueblos y ciudades, la cosa cambia aunque no tanto. Los parques y jardines son poseedores de los más diversos bancos de todas las formas y materiales que tienen más o menos fama y que a veces uno acaba pensando después de haberse sentado en alguno de ellos,  que han sido creados por algún familiar de alguien de la alcaldía para repartir la riqueza o ahorrarse unas pesetas. (Ahora euros pero como eso de robar es de los oficios más antiguos, ya se sabe)

Son más usados, las aceras, las escaleras, pretiles, paredes bajas, y cualquier lugar donde uno pueda apoyar esa zona donde la espalda pierde su casto nombre. Los jardines públicos con césped y los lugares más  insospechados sobre todo con sombra son los hoteles de cinco estrellas para siestas o encuentros amorosos, sobre todo en épocas más cálidas.

En los recuerdos y en algunos pueblos y barrios quedan las sillas de enea en las calles y las abuelas y las madres al fresco de las noches de verano, entre las hogueras de San Juan y el tempranero fresquito de algunos septiembres.
Aún quedan bancos adosados a muros, de madera, patrocinados por la Caja de la provincia, diseminados por los barrios y que son, descanso de jubilados, de parejas con niños, barcos, tiendas, naves espaciales, castillos … lo que la imaginación quiera.

Seguro que quedan aposentatraseros que citar y que contar, pero esos los dejo para que vuesas mercedes los descubran y compartan con todos nosotros.

Fuente de la Imagen propia bajo la misma licencia del Blog. 



27 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A mi el titulo me pareció hasta original, es creativo y sano no decir siempre la misma palabra y usar sinónimos o hasta palabras inventadas. buena semana.

      Eliminar
  2. Por aquí hay algún que otro banco del siglo XIX confeccionado con losas del cementerio... Fijaos si tendrá cosas que contar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas seguro Carmen para escribir un par de bibliotecas por lo menos lo de las losas del cementerio me ha recordado a la película de la colmena en donde las mesas del café eran lapidas puestas boca abajo. un saludo.

      Eliminar
  3. Te fijas en todo, y haces que nos fijemos.

    ResponderEliminar
  4. Fascinante. Qué inspiración la tuya, Leonor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos días se esta mas y otros menos pero este debía estarlo, gracias por leernos y comentar Migue.

      Eliminar
  5. Mira, Leonor, nunca había pensado que se podía escribir de todos los sitios en los que hemos puesto el culo. Asombrada me e quedado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, yo quiza pense en lo que lo rodea en todos los sitios donde hemos podido estar disfrutando y nuestro culo ha estado reposando. Cuestión de tener buenos recuerdos y pensar un poco,buena reflexion Presentación y gracias. un saludo fresquito :)

      Eliminar
  6. Estoy probando a corregir un error de Blogger. De todos modos, permíteme felicitarte por una entrada tan mágica y especial como tú misma.

    ResponderEliminar
  7. Parece que si funciona, gracias por el intento y el comentario. un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Para ir pensando ande ponemos el culeiro, jajajaja buen finde Len.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias Aur me alegra que te guste y que riais que es buenísimo para la salud. Buena semana.

      Eliminar
  10. gracias Aur un poco de risa para empezar la semana un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Este para café con hielo y baileys, que ya las gotas dan calor XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en mi tierra a eso se le llama mejorado Merit :) que aproveche.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Mira también tienen derecho ademas de sentarse de reirse en condiciones :) dos saludos uno para tu trasero y otro para ti. :)

      Eliminar