domingo, 22 de diciembre de 2013

Me niego.



Estas fechas que se acercan son propicias para comidas, cenas, reuniones familiares, peleas, alegrías, recuerdos y otras tantas historias.

También es tiempo de promesas y propósitos para el año nuevo. Hay quien se propone pequeños retos, otros no tanto, hay quien sin ser año nuevo cambia su vida. Ya sea por trabajo, o por decisión personal, corta con todo y comienza una nueva etapa.

Entre estas personas hay una clase a la que nunca he entendido, y no sé si quiero llegar a entender. Estos días en la red he visto algunos videos de rescate de animales abandonados, perros y gatos especialmente.

Era en Estados Unidos, donde la gente está acostumbrada a más movilidad y a residir a lo largo de su vida en distintos lugares. Lo que me sorprendió fue que ciertas personas dejaban un hogar y  el regalito de  la navidad pasada,  que ya es adulto, y si es adulta en muchos casos está preñada y esperando familia.

No es algo sólo propio de allí, en muchos lugares se abandona a esos animales en cunetas, en caminos, en gasolineras…un sitio también de reunión de ancianos abandonados. Por no decir  en los últimos veranos,  familias que se iban de vacaciones dejando al abuelo en la puerta del hospital.

No entiendo a esas personas que en vez de avanzar arrasan en su camino con todo, y dejando atrás animales abandonados, familiares, amigos, sin importarles nada más que ellos mismos y su bienestar.

Podemos extender el problema  a otros ámbitos: aprovechamiento y enriquecimiento exprimiendo  recursos naturales, empobreciendo a las personas para llenarse los bolsillos. Sin tener en cuenta los derechos y las libertades, sólo viendo lo que se quiere ver y tomando como excusa las mentiras más absurdas.

Alguien me dijo una vez que los molinos de los dioses muelen despacio, pero muelen. Me  niego a entender a este tipo de gente. El sufrimiento, el miedo y  la tristeza que dejan tras de sí.


Fuente Imagen: Propia, misma licencia Blog. 




20 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, Leonor. Hay que negarse sin miedo, todos los días, a todas horas. Felices fiestas y buen Año Nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseo Merit unas felices fiestas y un prospero 2014 y ante todo No.

      Eliminar
  2. Ante todo, no. Enhorabuena, un relato de impacto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Thorongil, esto también es un pedacito tuyo ya que los dos somos luchadores por naturaleza. un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. :) al final hacemos un club, me alegra que te guste Ana. un saludo y buen finde.

      Eliminar
  5. ¿Sabes que haces, o te hacen o haceis, buenas fotos'

    ResponderEliminar
  6. Gracias Aur, esta me la hizo Thorongil y es un artista con la cámara, yo también hago mis cosillas, en esta vida hay que a todo un poco y si gusta mas. Gracias por fijarte, un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Tiene fuerza, fuera real. Enhorabuena, me ha gustado muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Marcos, ya somos unos pocos los que nos negamos por ahí se empieza a cambiar el mundo. un saludo.

      Eliminar
  8. Qué fuerte qué bueno. Impresiona mucho.

    ResponderEliminar
  9. gracias Pedro lo mas triste es que no sea una ficción y que haya gente de ese tipo. un saludo

    ResponderEliminar