viernes, 16 de agosto de 2013

En la huerta de San Vicente nº 6



Todavía no clareaba, demasiado temprano para el primer canto de la mañana. El sonido de la tinta transitando en las calles por inventar del níveo papel. Ojos oscuros que no dejan de viajar más allá de aquel lugar, pensando en una España que despierta. Aires de libertad  que parecen querer mezclarse con la otra realidad.
Costumbres, gentes unidas aferradas a la tierra, siglos de hambre y miseria que conviven en la puerta de al lado con la cultura y las luces de esplendores pasados, presentes, y futuros. Letras que a veces son tachadas, que se pierden en borrones oscuros, buscando la verdadera escala que muestre la obra maestra.
No se escucha nada. Algún somnoliento eco, y la placidez del descanso, el frescor de la madrugada. La silla acaricia el suelo que espera unos pies descalzos para a cambio regalarle su frescor matutino. Todos duermen todavía.
Todos no. Pasos silenciosos, manos que tocan la oscura madera, sombras que se dibujan cuando todavía no ha llegado la mañana. Una granada florida duerme bajo el manto de la noche veraniega, un poeta que rasga el papel, gotas de obra maestra. Uno… dos pasos y las manos sobre el cristal acaban por abrir la ventana.
La madrugada, tan serena y tan extraña, diferente a lo vivido hasta entonces, musa en ocasiones y pesada losa en otras. Los primeros sonidos de la jornada. Somnolientos aparceros que vuelven a sellar el pacto hecho hace muchos años, antes de que salga el sol, antes de que sus manos trabajen la tierra. La luz permanece encendida. Como un faro en un mar oscuro. La señal de su presencia en la realidad.
En la huerta de San Vicente, Granada. 

Fuente Imagen: Propia, bajo la misma licencia del Blog. 




26 comentarios:

  1. Y se conserva asi el sitio o lo han reconstruido?

    ResponderEliminar
  2. El lugar se conserva así y no ha sido reconstruido. Por lo menos que yo sepa. Se que le han hecho algún arreglo pero todo se conserva como estaba cuando Federico García Lorca y su familia vivían allí, era su casa de verano. Ahora es un parque que lleva su nombre.

    ResponderEliminar
  3. Estuve una vez en Granada en el viaje de estudios. No me acuerdo de ese sitio, pero me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya tienes entonces un motivo para volver a visitar Granada y disfrutar. un saludo.

      Eliminar
  4. La verdad es que hasta da un poco de respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lugar es una pequeña casa de campo, discreta y se conservan los muebles de entonces, la atmósfera es como de aquellos principios de siglo XX. A mi me dio respeto Chelo y mas después de que me contaran que se aparece algún fantasma, un saludo.

      Eliminar
  5. A mí me parece melancólico. Agridulce. Me gusta.

    ResponderEliminar
  6. Dicen que los artistas están hechos de otras pasta, algunos pasan de el sublime estado de genialidad a la depresión, quizá por eso ese texto sea así, agridulce. un saludo Juan Marcos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  7. Si te refieres al lugar, por fuera esta enclavado en un parque por el que hay mucho verde y muchos gatos, es un sitio buenísimo para pasear, por dentro es un museo y es bastante pequeño que conserva el ambiente de los años 20 y 30 del año pasado, a mi me resulto curioso el lugar con un punto de extraño. Si te refieres al texto es posible, a mi no. a los demás cuestión que opinen. un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Dicen que el piano toca y la mecedora se mueve sola, o son todo infundios de revistilla cotilla?

    ResponderEliminar
  9. Yo también lo he oído y leído, cuando estuvimos no vimos nada de eso, pero entre tu y yo ahora que nadie nos lee, a mi me pareció que cuando uno entra en esa casa el tiempo se detiene y que todo es posible, a si que quien sabe. Mejor es pasar la eternidad en una casa de campo, hay sitios mucho peores. un saludo Anton.

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Algunos dicen que si, otros que no mejor quedarse con por si acaso como las meigas haberlas haylas.

      Eliminar
  11. tocara hacer visitas a ver si nos encontramos con ellos. :P

    ResponderEliminar
  12. Es que vais a unos sitios jajaja. Es broma. Me gustaría verlo. De día eso si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos museos tienen sus propios fantasmas, merece la pena Presentación el lugar y Granada también. un saludo.

      Eliminar
  13. ¿Vais todos y todas de cazafantasmas? ¡Esperadme! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja te esperamos y nos hacemos una excursión.

      Eliminar
  14. Hay fantasmas. Sobre todo arriba, en la fosa común de Víznar. El padre de mi madre era de Víznar, y contaba de fantasmas así un poco como la Compaña, pero mucho más "feos". De eso hace 60 años o más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que tirando de un hilo se caca un ovillo, me creo lo de los fantasmas y que en el barranco de Viznar haya mucho sufrimiento, la lastima es que en esos lugares haya tanto dolor y que queden recuerdos y presencias tan tristes, mejor si vamos a hacer un excursión sera un sitio menos triste. un saludo y gracias por compartir tus recuerdos y los de los tuyos con nosotros.

      Eliminar
  15. Lo de barranco de Viznar (wikipedia) era una fosa comun en la que echaban a los fusilados, ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la guerra civil, esa es la causa del dolor, también he oído que la gente deja poemas y flores en los arboles. un saludo Merit.

      Eliminar